Dunas de Saujil

En el Departamento de Tinogasta, provincia de Catamarca, hay un rincón que invita al turismo de aventura.


Se trata de la localidad de Saujil, destino buscado por los entusiastas del sandboard, ya que allí están sus famosas dunas que se lucen con su incomparable blancura.

Se accede desde Fiambalá por RP 34. Sus actividades económicas se vinculan a la vitivinicultura principalmente aunque también tienen lugar plantas frutales y hortalizas.

El pueblo de Saujil posee unas cuantas casas, una escuela, una sede municipal, casi todas de adobe, lo que lo hace bastante pintoresco. Sus calles de tierra y el marrón del adobe, contrastan con las grandes superficies de vid divisables desde la entrada al poblado, causando una agradable sensación.

El alojamiento en Saujil es el Hostel de adobe Villa Rosenda, que cuenta con cómodas instalaciones, agua caliente, TV por cable, desayuno, alquiler de tablas para surfear y hacer piruetas en las dunas.

Además, desde Saujil podes conocer las dunas de Taton, que están un poco mas al norte, y resultan otro sitio espectacular para los amantes de los deportes extremos.

Artículos Relacionados:

Baradero: Fiesta Nacional del Mondongo en Santa Coloma

Santa Coloma es una población rural ubicada en el partido bonaerense de Baradero. Es un destino ideal para una escapada de fin de semana, para ir con la familia y pasar unos días de relax y descanso.


Allí, el 1 de mayo que es el Día del Trabajador, se va a realizar la 10º Fiesta Nacional del Mondongo y la Torta Frita. Entre las actividades habrá un encuentro de autos y motos, feria de artesanos, números musicales, entretenimientos.

La fiesta fue creada para dar a conocer el pueblo de Santa Coloma que cuenta con 180 habitantes. Para la primera edición se prepararon 150 porciones de mondongo y 1000 tortas fritas. Año tras año la fiesta fue creciendo y en la actualidad convoca a más de 10 mil personas. Durante la fiesta se ofrece miles de porciones de guiso de mondongo y tortas fritas a precios populares. Con el dinero recaudado se colabora con instituciones de Santa Coloma.

El lugar donde se realiza este festejo popular, es el Predio de la Estación de Santa Coloma, y es con entrada libre y gratuita.

Artículos Relacionados:

Los paisajes y fauna del Parque Nacional San Guillermo

El Parque Nacional San Guillermo es uno de los valiosos rincones naturales que posee la provincia de San Juan.


Ubicado en el sector más austral de la Puna, cerca de la localidad de Rodeo, el Parque Nacional San Guillermo fue morada incaica en tiempos remotos. Los registros arquelógicos indican presencia humana desde hace más de 8 mil años, donde aún se mantienen edificaciones y tramos del camino del inca.

Sus paisajes intactos, su abundante fauna, una extraña flora adaptada al ambiente de altura y un clima frío y seco que oscila entre los 15° en verano y los 15° bajo cero en la época invernal, hacen de este escenario de difícil acceso, una experiencia de viaje valiosa y única para el turista aventurero.

A lo largo de sus abruptas quebradas, como la de Alcaparrosa, que fracciona el paisaje con su desnivel de 1.100 metros, y entre la cordillera de los Andes y los cordones precordilleranos de sierra de Punilla, donde se extienden los tres llanos de altura, puede apreciarse el deslumbrante espectáculo de cientos de vicuñas que pastan, cuidan de sus crías y conviven de manera pacífica con grandes grupos de guanacos.

Además de vicuñas y guanacos, en el parque habitan pumas que acechan a las manadas de camélidos, sobre todo desde el llano de Los Leones, uno de los puntos de observación más generosos del parque, que lleva su nombre por los abundantes cactus cuyas formas erizadas recuerdan las melenas del rey de la selva.
Desde el mirador también pueden apreciarse grandes grupos de veloces suris o ñandúes cordilleranos.

El parque es también albergue de chinchillones y zorros colorados que aparecen a la vera de un arroyo al que se accede por uno de los pocos senderos peatonales de 900 metros de recorrido y por el que se llega en vehículo de doble tracción desde Los Caserones.
Sobrevolando el terreno de flora basáltica, se perciben bandadas de jilgueros y cóndores que planean las alturas.

Coloridas lagartijas, como el chelco verde, el de cola piche o el San Guillermo, y una flora adaptada a la falta de agua y las frecuentes e intensas nevadas, como achaparrados arbustos, pequeñas hierbas de hermosas y grandes flores andinas, cubren los suelos exigentes de este parque nacional, cuyos llanos, miradores y quebradas sólo pueden ser recorridos con vehículos de doble tracción.

Artículos Relacionados:

Feria Medieval en Barracas


Si tienes ganas de pasar una tarde divertida junto a tu familia, y ser algún personaje imaginario de la época medieval, puedes asistir al Espacio Cultural del Sur, en Avenida Caseros 1750, Ciudad Autónoma de Buenos Aires, donde este sábado entre las 12hs a 20hs y el domingo entre las 10hs a 18hs, se va a realizar la tercera edición de la Feria Medieval.

En la feria se recrea como una suerte de mercado antiguo, en donde los grupos recreacionistas exhiben armas, vestimenta, herramientas y objetos relacionados con la Edad Media. También se venden replicas de todo tipo. Y se organizan exhibiciones. Durante la tarde todos los fanáticos, ataviados con sus trajes, realizan un desfile. Todas las actividades son con entrada libre y gratuita.

Artículos Relacionados:

La trenza de Pascua más larga del país

Mañana sábado será una gran fiesta en la ciudad de Buenos Aires, cuando a partir de las 12 hs, se de inicio a la presentación de lo que será la Trenza de Pascua mas larga de Argentina, con unas medidas de 150 metros de largo y 24 centímetros de ancho.


Varios pasteleros trabajan hace días en la típica rosca de Pascua pero la dispondrán de un modo diferente, a lo largo, para que se extienda por Avenida de Mayo,  entre Bolívar y Chacabuco, y sera vendida con fines solidarios.

Para elaborar esta inmensa trenza de Pascua, usan unos 500 kilos de harina, 100 de azúcar, 110 de manteca, 25 de levadura, 50 de almíbar y unos 2.880 huevos, entre otros ingredientes. Además de crema pastelera, tendrá cerezas, higos, cascaritas de naranja y coco.

Es un trabajo en equipo que requiere esfuerzo. Dos maestros pasteleros y tres ayudantes necesitaron casi dos semanas desde el arranque. Y para el traslado de la masa y los ingredientes para decorar colaborarán seis asistentes. Armarla, cortarla y servirla requerirá de seis pasteleros y más de 24 ayudantes.

Las porciones se venderán a $ 20 y lo recaudado será a beneficio de la Casa Salesiana San Juan Evangelista, que funciona en Buenos Aires desde hace 138 años, con escuelas, talleres, comedores comunitarios, centros de atención de adicciones y tareas religiosas.

Para este evento, organizado por la Cámara de Confiterías de la Asociación de Hoteles, Restaurantes, Confiterías y Cafés (Ahrcc), el Sindicato de Trabajadores Pasteleros y el Ministerio de Cultura porteño, armarán un escenario sobre Avenida de Mayo, donde ofrecerán espectáculos para las familias.

Artículos Relacionados:

El pueblo minero La Carolina


A unos 80 Km. hacia el norte de la capital de San Luis, en el departamento de Coronel Pringues, podrás descubrir el poblado La Carolina, cuyos orígenes se debe a las minas de oro que habían allí, y que comenzaron a ser explotadas desde el siglo XVIII. Si bien, este mineral esta un tanto agotado, aun los pueblerinos continúan extrayendo oro pero de manera rudimentaria y del río.

La Carolina es ideal para el turismo minero, y para experimentar un poco sobre como encontrar pepitas de oro, y también para hacer excursiones guiadas al interior de la vieja mina, accediéndose por el túnel principal y adentrándose por sus galerías hasta unos 300 metros de profundidad.

Para disfrutar al máximo de la excursión en el interior de la mina, a los visitantes se les provee de la vestimenta adecuada para realizar esta clase de actividad, además de cascos con linternas y botas de goma son algunos de estos elementos.

Al recorrer este pequeño pueblo de tan solo 250 habitantes, se pueden apreciar sus casitas que conservan el aspecto de antaño, los recuerdos de los que allí quedaron y que una vez vivieron la fiebre del oro, y la tranquilidad y paisajes que rodean al lugar.

Artículos Relacionados:

Barracas como barrio turístico


El barrio porteño de Barracas se recicla sin perder su esencia: pone en valor sus calles y pasajes, pero conserva sus bares notables y sus construcciones del siglo XVIII, además de preservar su espíritu tanguero, que sobrevive reflejado en auténticas milongas.

Se dice que su nombre recuerda a las barracas que se instalaron en el siglo XVIII, y que eran utilizadas para almacenar las mercancías que se embarcaban en el puerto, tales como cueros y carnes saladas.

Allí, el edificio Central Park y el Centro Metropolitano de Diseño le aportan un perfil de modernidad a un barrio que se puede recorrer a pie, en bus turístico o en bicicleta.

Debe su nombre a los galpones que se fueron construyendo a fines del siglo XVIII a orillas del Riachuelo, para almacenar cueros, cereales, maderas, carnes saladas y lanas, productos que arribaban o salían de Buenos Aires.

El barrio limita con La Boca, San Telmo, Constitución y Parque Patricios. El Puente Pueyrredón lo conecta sobre el Riachuelo con la ciudad bonaerense de Avellaneda, antiguamente llamado "Barracas al Sur".

En sus comienzos fue lugar de residencia de la alta sociedad porteña, como los Balcarce, Guerrero, Álzaga y Díaz Vélez, que construyeron allí sus lujosas mansiones y quintas. Pero a fines del siglo XIX, la epidemia de fiebre amarilla provocó el éxodo de estas familias hacia la zona norte de la ciudad.

Barracas comenzó entonces a poblarse de obreros e inmigrantes, que al bajar de los barcos se fueron instalando en los caserones y edificios abandonados, con lo que comenzaron a aparecer conventillos repletos de criollos, españoles, italianos, polacos y sirios.

Actualmente, su amplia red de transportes y autopistas han convertido a Barracas en una zona de múltiples emprendimientos. La Avenida Montes de Oca, una de las principales, contiene en su primer tramo al Hospital Pedro Elizalde (ex Casa Cuna) y el Palacio Díaz Vélez, cuyo parque posee especies centenarias.

La Plaza Colombia, bordeada por un gran centro comercial y delimitada por la Avenida Montes de Oca y las calles Isabel la Católica, Pinzón y Brandsen, donde antaño era la quinta de los Álzaga, tiene hoy una frondosa arboleda de araucarias, tipas y plátanos, con juegos para niños, bancos y mesas con tableros de ajedrez y varias obras artísticas.


La Iglesia de Santa Felicitas, creada para honrar la memoria de Felicitas Guerrero, una de las mujeres más bellas de su tiempo, fue erigida en un estilo neorromántico por el arquitecto Ernesto Bunge frente a la plaza Isabel la Católica; bajo sus cimientos hay unos misteriosos túneles que los turistas pueden conocer mediante visitas guiadas.

En Brandsen 1444 está el Templo israelita Or Torah. Inaugurado en 1930 y construido por la comunidad judía de Barracas y La Boca, esta edificación cautiva a los visitantes por su estilo oriental.

Otro lugar digno de admirar es el Pasaje Lanín, a la vera de las vías del ferrocarril Roca. Son cuatro cuadras, entre las calles Suárez y Brandsen, donde sus aceras son empedradas y sinuosas y las fachadas de las casas están cubiertas por azulejos y mosaicos con estampados de colores, obra del artista Marino Santa Maria.

Este pasaje pintoresco, que estaba casi oculto y olvidado, hoy figura en las guías de turismo de Buenos Aires gracias a la iniciativa de artistas y vecinos que lo rescataron de su letargo y lo pusieron en valor.

A metros de allí, en la esquina de Suárez y Arcamendia, está el cafetín La Flor de Barracas, que fue renovado cuidando los lineamientos de su estilo original, con persianas de colores y una vieja barra de madera, las mismas que tenía cuando lo visitaban Quinquela Martín y el Polaco Goyeneche.


Sobre la calle Algarrobo 1041, donde funcionaba el Mercado del Pescado que cerró sus puertas en 1983, funciona desde el año 2010 el Centro Metropolitano de Diseño. Con una superficie de 14.000 m2, es el más grande de Latinoamérica.

Se trata de una institución pública, que contribuye en gran medida al desarrollo de la zona sur y cuyo cometido es el de apoyar y estimular iniciativas privadas o públicas vinculadas al diseño.

En 2014, alrededor de 3.000 personas pasaron por sus Escuelas de Oficios, capacitándose en talleres de alta costura y participando en cursos de indumentaria, marroquinería y muebles.

El edificio Central Park, situado sobre la avenida 9 de julio, bajada Iriarte, consta de una fachada policromática, creada por el artista Pérez Celis.

Reciclado por el arquitecto Bernardo Fernández con cierto estilo neoyorquino, abarca dos manzanas y son varios edificios alrededor de un patio central, donde conviven inmensos lofts de diferentes artistas plásticos junto a más de 120 empresas.

Artículos Relacionados:

Alta Gracia te invitar al Festival Gastronómico Peperina


“Peperina” se define como el primer festival gastronómico de Alta Gracia en Córdoba, a realizarse los días viernes 3, sábado 4 y domingo 5 de abril, en el horario de 11hs a 24hs, en el predio del Polideportivo Municipal de Alta Gracia. La entrada es libre y gratuita.

El festival es organizado por la Municipalidad de Alta Gracia y desplegará 60 stands en el predio ubicado en Boulevard Alfonsín esquina Bolivia.

Participarán distintos productores de la provincia y la región: pequeños agricultores, cocineros, panaderos, dulceros, mozos y restaurantes, institutos de cocina exponiendo productos relacionados a la gastronomía serrana: dulces y alfajores caseros, vinos de bodegas boutique, productos orgánicos, herramientas y utensilios para cocina, quesos y chacinados.

Así, este festival gastronómico, es una buena oportunidad para hacer una escapada en Semana Santa hasta la hermosa localidad cordobesa de Alta Gracia.

Artículos Relacionados: